Artistas de Argentina y de otros países realizan su obra de sol a sol en el Primer Simposio Internacional de escultores.

De un bloque de mármol travertino de dos metros y medio por ochenta centímetros aproximados, surgen los proyectos que cada uno de los artistas seleccionados decidió abordar. Así es como de las cuarenta propuestas presentadas, diez fueron las elegidas por el jurado que integró Gianni Hugo, Jorge Gamarra y Hernán Dompé. Los escultores avanzan con su arte a la vista del público en el patio central de la Facultad de Artes y Diseño de la UNCuyo.

Arturo Lomba (Buenos Aires), David Bucio (México), Daniel Ciancio (Mendoza), Milton Estrella Gavidia (Ecuador), Aquiles Jiménez (Costa Rica), Carlos Monge Sánchez (México), Paty Sonville (Bélgica), Tachuela Delía (Entre Ríos), Néstor Vildoza (Catamarca) y Tanya Preminger (Israel) froman parte de esete encuentro. Los artistas transforman en vivo las piezas que llevan su impronta y el lugar para su emplazamiento será acordado con la UNCuyo y la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza.

«Mi proyecto es una cuadrícula con un leve cambio en los patrones. Estoy muy feliz con mi trabajo que se llama «Antes del invierno» porque la obra dialoga con el sol y este material tiene ese color de lo que muere hasta la primavera. Hay algunos escultores figurativos, ligados al arte americanista, otros geométricos, algunos abstractos y me parece que es una buena jugada lo que quedará de esto una vez distribuido por la Ciudad», comparte Tachuela Delía.

El espacio y el tiempo para el intercambio «siempre se da», agrega sobre esta reunión en piedra donde el oficio promueve la velocidad y la precisión en el trabajo, pero también momentos para el encuentro, la comida y el buen humor en un grupo humano que Tachuela destaca.

«Estamos trabajando todo el día», dice Daniel Ciancio, «compartiendo la jornada con nueve escultores de distintos lugares del país y del mundo, terminando fundidos y en la mitad del simposio. Quedan varios días por delante y espero llegar a tiempo con la obra. El sol y el cansancio son parte de este desafío. También espero llegar sano y salvo porque el desgaste físico se siente día a día».

Hasta el 25 de abril se realiza el Primer Simposio Internacional en el patio central de la Facultad de Artes y Diseño, donde los artistas trabajan en vivo.

Artículos Relacionados